Ex jugador de los Falcons de Atlanta se pasa a los cuadriláteros